Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2012

PASTILLAS DE AMARGURA

― Oye má, he estado pensando que ahora que vaya a ciudad Obregón, puedo desviarme para pasar por tu pueblo.  Mi mamá permanece unos segundos en silencio, no sé que es lo que vaya a responder; hay una historia de desencuentros con su familia allá, aunque no conozco los detalles, sé que fueron los suficientemente serios como para que nunca me llevara a conocerlos.  Ella ha regresado en contadas ocasiones, casi siempre para los funerales de algún tío. ―   ¿Estas seguro que quieres ir? ― Pregunta para cerciorarse de que hablo en serio. ―  Claro que si má, solo quería que me dieras las señas para llegar. Ella suspira antes de darme las indicaciones: la carretera que debo tomar, el pueblo al que debo llegar, donde encontrar la desviación y cuanto debo de recorrer del camino rural hasta llegar a la ranchería donde ella y mi padre crecieron. Después me da una lista interminable de indicaciones de lo que debo y no debo hacer cuando me encuentre allá; me pregunta en que coche voy a ir y me aclara q…