Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2013

CONSEJO

Mientras medita, Libodio recibe la visita de su padre, muerto mucho tiempo atrás.
La imagen ectoplásmica del anciano flota cerca del techo de la habitación. ― Vengo a darte consejo en estos momentos de angustia, hijo mío. Solo escucha y no digas una palabra. Antes de  poder pensarlo, como un reflejo instantáneo, Libodio replica retador. ― Pero ¿Porqué? El espectro paterno arde como las llamas de la ira. ―¿ Lo vez ?  Nunca me escuchas y haces lo contrario a lo que te digo. ¡Encuentra las respuestas tu mismo! La aparición se desvanece en el aire dejando la habitación en una profunda oscuridad. Desde entonces Libodio pasa las noches en vela, invocando al espíritu de su padre, esperando que alguna vez este regrese para darle su orientación.

CUENTO ROSA

Por fin vacaciones, el anhelo al final de un día de trabajo agotador, el pretexto más agradable para ahorrar las quincenas; la oportunidad que Catalina esperaba para cambiar sus perspectivas. Son sus primeras vacaciones sin esposo; le acompaña su hijo Guillermo.  En casi diez años de matrimonio en contadas ocasiones salieron, a lugares que él escogía y que a ella le resultaban tan tediosos. Recuperada su libertad, ahora puede elegir a donde ir y que hacer. En la terraza de su cuarto siente la brisa marina, le revuelve el cabello y hace ondular su ligero vestido. La vista de la bahía fascina a Catalina, el mar azul, las doradas playas, las espumosas olas; aspira el aroma del mar con un profundo suspiro y se convence ella misma que se encuentra allí. Sobre la cama están las maletas, aún sin desempacar, Catalina se ocupa en sacar el equipaje. Guillermo entra corriendo desde el cuarto contiguo, vistiendo su traje de baño. ― ¿Ya podemos ir a la alberca Mami? Catalina toma en los brazos a su peq…