Ir al contenido principal

EL TRABAJO TE DA UN HIJO


El memorando, de grueso papel ligeramente amarillo, con el emblema de TT y TLD (Tornillos tuercas y todo lo demás) permanecía sobre el escritorio, curiosamente alineado con las orillas de la mesa y centrado. A Estela se le sumió el estomago cuando lo vio esa mañana. Dudo un largo instante en tomarlo y leerlo: Después de hacerlo lo beso y lo estrecho contra su pecho. Se levanto de su silla y se dirigió hacia el ascensor. Quienes la vieron pasar aseguran que vieron lagrimas en sus ojos.

El memorando decía únicamente:

“Empleado número 226879 presentarse en el departamento de inseminación”.

Al cabo de 275 días y ocho horas nació el niño que fue llamado con el nombre Oficio.

El manual de operaciones dice con respecto a los infantes: “La madre será la principal responsable del desarrollo físico e intelectual...” “La empresa proporcionara los medios y recursos para la actividad maternal dentro de sus instalaciones”.

Un pequeño escritorio de madera aglomerada fue colocado al lado de el de Estela para el primer cumpleaños de Oficio con un pequeño monitor y todos los implementos convenientes para el desarrollo mental del pequeño.

Oficio fue un niño precoz en muchos aspectos: a los tres años lleno su primer formulario.

A los cinco entendía perfectamente la regla del cargo y el abono. El contador principal de la empresa al enterarse de tan notorio avance quiso conocer personalmente al pequeño prodigio. Lo vio llenar la hoja de diario con los gastos y los ingresos del día, tan competente como algunos de sus empleados habituales.

Sorprendido y orgulloso le dijo a Estela al despedirse que el pequeño Oficio tendría un futuro promisorio dentro de la empresa. Le asegura que puede contar con su recomendación para que Oficio obtenga un puesto en contabilidad en cuanto el pequeño obtenga la certificación como empleado.

La certeza y la seguridad es algo que la burocracia aprecia, y mas aún tratándose de una madre trabajadora dentro de las entrañas de una enorme e impersonal compañía como TT y TLD. Por eso cuando Oficio, en su séptimo cumpleaños, rechazo seguir estudiando contabilidad fue como si el mundo entero se derrumbara sobre Estela.

Sin embargo la mente inquieta del pequeño había virado hacia otra dirección: la mercadotecnia.

Con entusiasmo inaudito oficio leyó todos los estudios de mercado y estadísticas que la empresa la proporcionaba. Causo sorpresa entre los analistas cuando empezó a correlacionar tendencias de distintos estudios; mas aún cuando hizo proyecciones del comportamiento del mercado, con una certeza cercana al 50%.

“Sin duda alguna Oficio va dominar todas las herramientas de la estadística y el análisis de mercado; no me sorprendería que el mismo inventara sus propias herramientas”. Fueron las palabras del director de mercadotecnia a la madre del pequeño. Estela lloro frente al directivo, orgullosa. El que un niño mostrara tanta habilidad en dos ramas de la empresa significaba no solamente una inteligencia excepcional; significaba para Estela, sobre todo, que su hijo sería capaz de lograr sobresalir virtualmente en cualquier puesto en el que la empresa lo colocara. Desde entonces Estela dejo de preocuparse del futuro de su retoño; en cierta forma relajo la disciplina, permitiéndole desenvolver su curiosidad natural.

Cerca de su cumpleaños numero diez, Oficio nuevamente pareció perder el rumbo, pues se volvió distraído; pasaba horas escudriñando los archivos muertos y perdió interés por sus estudios. Estela pensó que le había dado demasiada libertad cuando lo vio escuchar las conversaciones alrededor de la cafetera. Lo reprendió diciéndole que no volviera a acercarse a esas reuniones de haraganes; cuando le pregunta qué es lo que buscaba en esas platicas triviales Oficio desvió la mirada y respondió “nada”.

Como regalo de cumpleaños Oficio recibió un escritorio de tamaño adulto y se le asigno medio cubículo a dos metros de distancia del de su madre. Sin embargo los signos preocupantes siguieron presentándose: Oficio se sumergió en una investigación personal que le distrajo de cualquier otra actividad. Su escritorio en poco tiempo estuvo lleno de pilas de papel y basura. Estela deseaba respetar su libertad, pero cuando los directivos de la empresa le hicieron saber su preocupación por la falta de progreso de Oficio, decidió enfrentarlo.

Entro a su cubículo, pero antes de poder hablar con él, lo descubrió sentado, con un papel en las manos, temblando. Pregunto que sucedía: Oficio le dio el papel y Estela comprendió de inmediato. Los archivos del personal son confidenciales, sin acceso para los empleados;

Oficio había obtenido el de su madre: En un organigrama aparecía su puesto como uno de los de menor jerarquía, sin subordinados ni funciones primordiales para la empresa.

“¿Eres una secretaria de tercer grado?” Los ojos de Oficio se llenaron de lagrimas por primera vez en la vida y Estela sintió desgarrarse su interior.

No le contesto, únicamente abraso a su hijo y acuno su cabeza mientras lloraba.

Comentarios

Entradas populares de este blog

RESEÑA: CRIMEN Y CASTIGO

Normalmente escribo la reseña de un libro a los pocos días de terminar su lectura, cuando en la memoria están frescos todos los detalles de la trama.En el caso de “Crimen y Castigo” no es así; han pasado semanas desde que deje el volumen de 476 páginas.Es necesario alejarse un poco de esta obra para apreciarla en su justa dimensión.Crimen y Castigo de F.M. Dostoievski, es la historia de Rodión Romanovich Raskolnikov; ex estudiante de leyes en la ciudad de San Petersburgo en los años alrededor de 1860.Rodion es solitario, meditabundo, orgulloso e irascible; vive en una diminuta habitación que le renta la madre de su prometida, la cual falleció tiempo atrás. Frustrado, viviendo con tantas restricciones, casi sin comer, la salud de Raskolnikov va mermando, mientras elabora planes.En esta situación Rodion tiene un encuentro que parece trivial, pero tendrá enorme importancia en su futuro: En una taberna conoce a Marmeladov, un ex funcionario alcohólico quien le cuenta su triste historia, c…

RESEÑA RAYUELA

Me ha resultado difícil escribir esta reseña sobre Rayuela, Novela de julio Cortázar (1963), clasificarla es complicado; hay quien dice que es una anti-novela, una contra-novela, una novela experimental o una novela surrealista. Es notoria la intención de Cortázar de escapar de los convencionalismos de su época y en ese sentido, mantenerla inclasificable es rendirle tributo al espíritu con el que fue escrita. Rayuela narra la historia de Horacio Oliveira, un argentino, entrado en los cuarenta, que vive en Paris durante los años cincuenta, ciudad cosmopolita, centro de las artes y de la intelectualidad. Oliveira siempre esta inconforme con la vida, a pesar de tener un trabajo nada demandante y una relación abierta pero estable con Lucia, una Uruguaya que llego a Paris con su hijo pequeño, al que llama Rocamadour, para estudiar canto sin un centavo, apodada “La Maga”. Horacio mantiene también un amorío con otra mujer llamada Pola y asiste con un grupo de amigos a las reuniones del “Club d…

MOWGLI

En la cultura popular la figura del heroe tiene varias conotaciones, es el personaje principal de las historias, es una figura admirable por sus cualidades, o es aquel que tiene que enfrentarse a duras pruebas para demostrar su valor. Hace tiempo en una tertulia ideamos tres categorias para los heroes; y estas son: a)Los heroes excelsos, b) Los heroes trágicos y c) Los tontos con suerte. Muchos personajes de la literatura pueden clasificarse en dos o mas de estas categorias, pero en la revision de tales personajes empece con los heroes excelsos, pueden leer el articulo sobre Robin Hood de hace unos meses, ahora le toca al niño que vivia con lobos en la selva de la India.

Mowgli es uno de los personajes de la literatura mas entrañables para quien esto escribe. Una creación del escritor Británico Rudyard Kipling, protagonista de varias historias contenidas en "El libro de las tierras vírgenes". Acaso amable lector, si tuviste la fortuna de pertenecer al movimiento Scout durante…