Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2009

AVATAR

Mi opinión despues de haber visto la película.
A lo largo de los años, varias de las películas que me han fascinado por diversas razones, las he promovido entre amigos y familiares; sin embargo las virtudes que yo he visto, ellos no las aprecian. Me ha ocurrido con la última versión de King Kong de Peter Jakson, con Star Trek de J.J. Abrahams, con The Dark Knight de Christopher Nollan.
Por eso cuando he recomendado Avatar de James Cameron únicamente he esperado el rechazo de los demas, y efectivamente, rechazo he recibido de la gente de costumbre, quienes desconfian de una cinta que tiene tanto énfasis en los efectos especiales; o que les parece que todas las espectativas creadas alrededor son unicamente una estrategia de marketing para hacernos creer que Cameron creó otro Terminator o Aliens.
Desde que presencie el adelanto en cine, en el mes de Agosto, supe que era algo tecnologicamente nunca antes visto; una película concevida y realizada para ser vista en tercera dimensión; virtualme…

¿QUIEN CUIDARA A LOS NIÑOS?

Bruno se revuelve en su cama, abre los ojos: todo esta en silencio. Serán las seis de la mañana, la claridad del día se asoma por los tragaluces de la bodega.
Esta inquieto, recostado sobre el colchón; su hermano Miguel también esta despierto, lo mira desde la cama que comparte con los más chicos. Más allá esta Oscar: él duerme solo también.
Dan ganas de quedarse otro rato dormido, no hay nada que se lo impida; pero esa inquietud, como presentir que algo va a pasar, hace la cama incomoda.
Bruno se levanta y camina por la bodega, encontrando todo tal como lo dejaron en la noche. Revisa las trampas que resguardan las entradas: hilos tendidos a modo que si alguien pasa por allí tire una pila de latas y botellas.
Manuel se a levantado también, recorre sus territorios igual que su hermano. Oscar despierta, ve a los dos levantados y vuelve a dormir; las trampas fueron su idea, por eso confía que si algo pasara el retumbo de las latas le habría avisado.
No hay novedad; Bruno cruza por entre los a…

PHILIP K. DICK

Existen casos en los que un escritor, que ha desarrollado una obra consistente y considerable en un genero o subgenero de la literatura, no obtiene el reconocimiento que merece, hasta despues de su muerte.
Ese es el caso de Philiph Kendred Dick; escritor norteamericano (1928-1982) que vivio casi en la pobreza, con cinco matrimonios y cuatro divorcios.
Su fama y su prestigio como escritor de culto, fuera del ghetto de la ciencia ficcion, inicio cuando su relato "Sueñan los androides con ovejas electricas" fue adaptado al cine como la pelicula "Blade Runner", la que por muchos es considerada la mejor pelicula de ciencia ficcion hasta ahora filmada.
Philip Dick fallecio de un paro cardiaco antes del estreno de la pelicula, que resulto la primera de una larga serie de adaptaciones cinematograficas de su obra, consistente en treinta y seis novelas y ciento veintiun cuentos, lo que lo hace uno de los autores mas prolificos del genero.
Se ha escrito mucho, incluso demasi…

Robin Hood

La nuestra es una epoca de desencanto, de suspicacia y cinismo; se ha dicho los heroes no existen. Yo disiento, los heroes existen como arquetipos que influyen en la sociedad y en los individuos, su influencia se puede percivir en muchas expresiones de nuestra cultura.
Este articulo es el primero con los que pienso revisar algunos de los heroes que la literatura nos ha dado.
Inicio por mi heroe favorito: el mitico principe de los ladrones, el rey del bosque de Sherwood, Robin de Locksley, mejor conocido como Robin Hood.
Las aventuras de Robin Hood y su banda de hombres felices han sido motivo de numerosos cantos, libros, peliculas y series de television. Es quiza uno de los personajes de la cultura popular mejor identificables, es sinonimo del arquero, del ladron justiciero, del heroe romantico.
Por esa gran cantidad de versiones es casi imposible definir a un Robin Hood definitivo, pues todas estas versiones, igualmente validaz, son en muchas ocasiones contradictorias.
Sin embargo el mit…

VOLVERE

Viernes por la noche. Después del ocaso las luces del alumbrado publico se reflejan en las nubes, que cubren el cielo de la ciudad como una gran sabana, dándole a las calles un tono anaranjado pálido.
Don Carlos Martínez camina rumbo a su casa, con una pequeña bolsa de pan en una mano y el periódico de la tarde en la otra.
Jubilado, trabajo casi toda su vida en los talleres de ferrocarriles nacionales, con esposa y cinco hijos casados, no sabe que hacer con su tiempo; el cual ocupa en una que otra labor doméstica, reparando el refrigerador, la estufa o el televisor, necesite de ella o no.
Se detiene en la esquina a esperar a que el semáforo cambie a rojo para poder cruzar y llegar al edificio donde vive.
Nada en especial a ocurrido el día de hoy; con desinterés mira los coches pasar frente a él.
Reconoce entre todos el automóvil de uno de sus vecinos, un joven ingeniero que vive en el departamento de junto, se ve muy bien vestido, con seguridad va a una fiesta, a divertirse toda la n…

PLANETARY DE WARREN ELLIS

Eso es todo.
Trascurria el año 2000 y asistía al taller de Ciencia ficcion de la AMCYF. Francisco Espinoza llego con un ejemplar de un comic que ya habia visto en los puestos de periodico pero no me llamaba la atención. Nos recomendo que compraramos ese comic, porque un amigo suyo estaba trabajando en la traduccion de este, y porque era algo que nunca antes habiamos visto.
Con un poco de desconfianza compre el numero uno de Planetary, comic escrito por Warren Ellis y dibujado por Jhon Casaday.
¿Algo nunca antes visto? Si, en gran medida, pero tambien algo que resultaba familiar en cada número, pero presentado de una forma alucinante.
Planetary parte de la siguiente premisa: Un equipo de Arqueologos de lo increible, en busca de la historia secreta del siglo XX. De esta forma, cada aventura nos adentra en una etapa historica distinta y en su mitologia presentada a traves de la ficcion.
En el Universo de Planetary todas las historias de ficcion desde el siglo XIX pasando por el XX y adentrand…

ABRA LA BOCA

El silencio y la tranquilidad llegaron repentinamente sorprendiendo a Aristarco Mendiola más que la emboscada.
La AK-47 en el suelo, no muy lejos de la mano inerte, un charco de sangre espesa sobre la grava, el cuerpo tirado boca abajo. Aristarco ha perdido de repente el interés en lo que le rodea, no teme verse en el rostro que yace en el suelo, sin embargo se sabe incapaz de levantar el cuerpo, su ser no tiene fuerza, ni sustancia para hacerlo.
Un agujero oscuro se abre junto a la camioneta 4x4, el mundo material abre paso al más allá.
Siempre creyó este momento tan terrible y angustioso, pero se desarrolla en una paz subyugante. Aristarco Mendiola piensa en lo que deja atrás antes de dar el primer paso al escalón, se sonríe, pues nunca lo atraparon vivo.
El descenso por la escalera fue largo y cansado, serpenteando a través de una oscuridad absoluta, escuchando una música, los lamentos de aquellos apartados de la luz.

El sillón es cómodo, la sala luce limpia y bien iluminada, hay un gab…

ATRAPADO ENTRE LAS PIERNAS ELECTRICAS

Me llamo Juan, mi problema se llama síndrome de Copelia, o dependencia del sustituto. Siempre he tenido problemas para socializarme, antes no pensaba que fuera importante, me dediqué por años únicamente a mi trabajo. Hasta que se presentó la oportunidad de un proyecto fascinante que me obligo a trabajar en una región remota durante dos años, durante los cuales tuve mínimo contacto con la civilización.
Me angustiaba vivir en soledad durante tanto tiempo; por eso cuando leí sobre esas muñecas, perfectas en todos los detalles, de inmediato ordené una.
La lleve conmigo hasta la cabaña, compré un colector solar para recargar las baterías y no tener problemas con la falta de electricidad.
Ella... perdón, ¿Puedo llamarla ella? Bueno, ella me intimidó al principio, era tan perfecta que me ruborizaba cuando me veía; tan humana que tardamos muchos días en acercarnos. Fue maravilloso, cómo me fue seduciendo, poco a poco, hasta que lo hicimos, sobre la mesa de la cocina.
Fue estupendo, día tras día, …

THEODORE STURGEON

Una de las primeras tareas que tiene aquel que desea aprender consiste en buscar un maestro. Aquel quien le brinde conocimiento, sabiduría, un camino y una meta. Como escritor encontré en Theodore Sturgeon a mi primer y mas admirado maestro.

“Estaba hermoso en la cama de ella.
Cuando hay interés, cuando hay amor, cuando se atesora a alguien, puede contemplarse al amado dormido como se contempla todo, cualquier cosa: su risa, sus labios fruncidos, una mirada incluso ausente; una zancada, el sol enredado en un mechón de pelo; una bufonada o un gesto: incluso la inmovilidad, incluso el sueño”.
(Sturgeon Theodore, “Cuando hay interés, cuando hay amor”; Lo mejor de Fantasy & Science Fiction. Ediciones Martínez Roca, España, 1976)
La mejor manera de conocer un escritor es a través de su obra, la única manera de hacerle justicia a un maestro como Theodore Sturgeon sería por medio de sus cuentos y novelas; estas dicen más de lo que yo podría decirles. El párrafo de arriba es el inicio del rel…

NOCHE DE SABADO

En el parabrisas se estrellan las primeras gotas; en el techo se escuchan caer, grandes y pesadas: se desata la lluvia.
Escucha el rodar de los automóviles sobre el pavimento mojado, bajo la luz de los postes ve caer la lluvia como en acción retardada; los cristales empiezan a empañarse.
Agustín se acerca corriendo al automóvil bajo la lluvia, abre la portezuela salpicando a Cristina.
― El teléfono estaba muy lejos. –se disculpa, Cristina sacude su sweater.
― Ya viene mi papá en camino, ¡ah como esta lejos el teléfono!
― Sí, ya te entendí. – Replica Cristina en tono molesto.
La pareja permanece en silencio, viendo pasar las luces de los automóviles por la avenida. Agustín se estruja las manos mientras espera ayuda; por teléfono explico a su padre como el automóvil se detuvo sin causa aparente: esté prometió estar en el lugar lo antes posible.
Nervioso, sin nada mejor que hacer, Agustín juguetea con los botones de su saco y con el nudo de su corbata. No puede dejar de pensar en lo bochornoso …

AVATAR DE JAMES CAMERON, UN ADELANTO

Después del próximo estreno de la película de James Cameron el próximo 17 de Diciembre, se dirá de los que reseñamos el adelanto que 20 century fox nos regalo el 21 de Agosto que nos quedamos cortos o que hicimos el ridículo. Yo si me atrevo a dar un paso adelante y abogar por este proyecto.
Antes que nada, la experiencia de una película pensada, diseñada y elaborada para ser vista en tercera dimensión es abrumadora; los primeros minutos de proyección, los referentes a un laboratorio, tenían tal carga de elementos visuales, nitidez, detalle y definición que bien podría uno pasar largos minutos examinando cada toma si uno las pudiera congelar. A continuación vimos algunas escenas de acción en una selva, con una fauna alienigena que bien podría remitirnos a un parque jurásico extraterrestre. En este punto la persecución entre los arboles, rocas y bambúes provoca una sensación de vértigo, pues todos las imagenes en la pantalla se mueven, no solo de un lado a otro, también de adelante haci…

EL ULTIMO TREN

Osvaldo despertó en el vagón del metro. Se sorprendió de encontrarlo vacío, recordaba ir pestañeando en el asiento, rodeado de una multitud de pasajeros en la hora pico. Las paredes blancas del vagón le deslumbran, afuera en el túnel todo es oscuridad, solo se escucha el silbido del tren al viajar a gran velocidad y el traqueteo natural de los vagones.
Mira en su muñeca preguntándose por la hora, descubre su reloj parado a las doce. Necesita una respuesta a tan confusa situación, necesita bajar, quizá algún guardia pueda aclararle que le paso.
El tren frena, va entrando en una estación, no reconoce el nombre ni el color de la línea.
Se para en la puerta, listo para bajar. Pero descubre que no viajaba solo, alguien dormía en un asiento del otro lado del vagón. Se despierta alterado, mira a su rededor y se levanta corriendo, sale justo cuando suena el timbre y las puertas se cierran.
El tren reanuda su marcha y dentro de este Osvaldo, pasmado, mira pasar la estación, después de verse a si m…

SALVOCONDUCTO

El pequeño Volkswagen sedan viaja por la maltrecha y solitaria carretera.
― Ya vamos a llegar, ten a la vista el niño. ― le indica el conductor a su mujer.
Ella carga con delicadeza el pequeño bulto envuelto en cobijas que descansa en el asiento trasero.
― Nene, despierta cielo, nene.
El automóvil se detiene a pocos metros del puesto militar. Un soldado con mascarilla antigases permanece frente a la barrera.
―Buenos días señor. ― dice el conductor saliendo de su vehículo. ― ¿Podría dejarnos pasar? Tenemos un salvoconducto.
Una fuerte ráfaga de viento levanta nubes de polvo; casi arranca de su mano el papel que sostiene. El soldado dice algo, pero por el vendaval no se alcanza a oír.
― ¿Cómo dijo? ― El hombre se acerca a la barrera.
― Den vuelta y regresen por donde venían. ― Repite el soldado glacialmente.
― Espere, traemos un papel, esta firmado por...
― No hay salvoconductos.
― Oiga, necesitamos salir, no vamos muy lejos, solo hasta...
― Nadie puede salir, hasta que el experimento concluya.
― Qu…

Talleres Literarios

(Foto: Escalera de la Casa de la Primera Imprenta de America)

El escritor muy joven, deseoso de mostrar el logro de un cuento o poema recurre a sus padres, amigos o maestros para que lo lean y le brinden una opinión.
Alguno de ellos después de leer el texto y decir que le gusta pero no le entiende (formula de probada efectividad para no comprometerse con una opinión), le dirá al aspirante a escritor: “Deberías ir a un taller”.
Es muy probable que el primer pensamiento del joven sea: ¿Qué tienen que ver los automóviles con lo que escribo?
Admitamos que la acepción mas comúnmente aceptada de la palabra taller, la cual se refiere a un establecimiento donde se fabrican o reparan bienes de consumo, hace que resulte un tanto excéntrico referirse con ella también al lugar donde se aprende a escribir.
Taller también es una técnica pedagógica que combina la teoría y la practica en el proceso de enseñanza-aprendizaje; esta es la acepción de la palabra a la que nos referíamos, pero más aún me gusta…

EL CLUB DE LOS CORAZONES ATOMICOS

Sobre el buró de la habitación hay un envase hermético; Alex lo toma después de vestirse, lo coloca sobre el tocador, se peina y anuda su corbata; por último mira el envase, da un suspiro de cansancio antes de abrirlo. En el líquido aséptico flota un globo ocular, que en lugar de nervio óptico tiene un enchufe de interfase. Alex presiona la cuenca de su ojo izquierdo en tres puntos específicos durante quince segundos; se activa el mecanismo que expulsa el ojo, lo sostiene en su mano izquierda mientras que mete los dedos de la mano derecha enguantada dentro del frasco y extrae el reemplazo; lo coloca en su lugar dentro de la cavidad ocular. Parpadea mientras se acostumbra a la prótesis. Con una toalla desechable seca su rostro; voltea a verse al espejo, el enfoque es perfecto. El ojo anterior lo tira al bote de basura; toma su saco y sale de la habitación.
Su doctor fue quien promovió su membresía entre los socios; le dijo a Alex que debería conocer más gente como él; es por eso que a…

BIBLIOFILO

Después de pasarme toda la tarde buscándola, encuentro la librería de viejo que tanto me han recomendado, esta en un ruinoso edificio de una calle perdida del centro.
Es como las otras librerías de su tipo que conozco, con altos anaqueles de madera, y letreros de cartón, en ellos hay innumerables libros clasificados por su temática: Historia de México, Pedagogía, Esoterismo, y muchos otros más.
Reviso los títulos, muchos ya los he visto en otras librerías; hay grandes pilas de libros que a pesar de tener un precio ridículo, evidentemente nadie compra.
De las invaluables joyas de libros que me aseguraron encontraría aquí, no hay el menor rastro, decepcionado regreso sobre mis pasos.
Afuera a empezado a llover, me quedo parado frente a la puerta, y en pocos minutos la llovizna se convierte en tromba, se empieza a inundar la calle. Sigo allí parado, aspirando la bruma que se levanta con la lluvia y viendo como las gárgolas de los edificios lanzan chorros de agua hasta la mitad de la ban…